Français - English - Español

Descentralización y derecho a la vivienda en medio rural, Mali : prevención de eventuales desvíos




La Asociación MAlí por el DEsarrollo (AMADE), creada en 1983 es una de las primeras ONG de Mali. Sus acciones, multiformes, se dirigen prioritariamente a las comunidades que viven en medio rural. La promoción de los derechos elementales de estos grupos ocupa un lugar de primera importancia en sus intervenciones. De igual manera, consciente que la descentralización, que se hizo realidad en Mali, corrí el riezgo, a largo plazo, de crear graves problemas ligados a los bienes raíces, entre otros, la privación del derecho a la vivienda para una gran parte de la población, AMADE se comprometió en diversas acciones preventivas. Como todos los aspectos de la tenencia de la tierra en Mali, el acceso a la vivienda sigue siendo tributario de dos sistemas jurídicos a menudo opuestos : el derecho moderno del Estado, formalista, basado en la apropiación de la tierra ; el derecho consuetudinario, más flexible, basado en el derecho al uso colectivo (familiar). Si bien es cierto que el derecho a la propiedad es la regla en medio urbano, otorgando así la posibilidad, para una minoría de ciudadanos a gozar del derecho a la vivienda, el medio rural, zona de enraizamiento de las costumbres, se caracteriza, en cambio, por el acceso a la vivienda de todos los miembros de la comunidad. Con la puesta en funcionamiento de la decentralización, Mali cuenta actualmente 703 comunas, de las cuales 684 son rurales. La ley N°96050 del 16 de octubre 1996, define el dominio privado inmobiliario de las comunas, que se aplica a todas las tierras en las que se ejerce el derecho consuetudinario. Es así cómo las comunas deben referirse al código domanial y de bienes raíces que en materia de habitat hace del derecho de propiedad el principio de acceso a la vivienda. Desde el momento en que el derecho consuetudinal de bienes raíces se convierta en simple uso precario, válido mientras las nuevas autoridades comunales no hayan expresado necesidades particulares. En circunstancias en que la tierra sigue siendo la principal fuente de ingresos para estas autoridades, es de temer que estas últimas, para llenar las cajas vacías, se dediquen a vender de manera desmesurada las tierras que pertenecen al dominio público. En los hechos, las comunidades rurales siendo muy pobres, son los empresarios y ciertos funcionarios que tendrán acceso a estas tierras, en forma de concesión rural o casa habitación. El crecimiento demográfico siendo muy elevado en medio rural, al término de algunos decenios, gran parte de las poblaciones autóctonas podrían encontrarse sin alojamiento y transformarse en obreros agrícolas, puesto que todas las tierras habrán sido vendidas por sus mismos representantes locales. Frente a estos riezgos de desliz, AMADE desarrolla, en sus zonas de intervención, las siguientes estrategias : - sensibilización sistemática de 100 concejales municipales acerca de los riezgos de atribución abusiva de las tierras ; - la promoción de la mediación en la resolución de conflictos de bienes raíces, a nivel de ocho comunas, cuyo enfoque tiene el mérito de lograr una solución local y aceptada por las partes, en oposición a la vía judicial que impone una solución exterior, muy poco apropiada y efímera ; - la formación de 52 para-juristas rurales sobre el código domanial y de bienes raíces para que comprendan todos los desafíos (sobretodo los riesgos) de este texto a objeto de poder, en su turno, sensibilizar sus comunidades ; - el apoyo a las competencias en lobbying de 50 organizaciones de base para que sean capaces de influir en las autoridades comunales en materia de gestion de territorios aldeanos, incluso poder intervenir en la definición de políticas de vivienda. Finalmente, la estrategia central de AMADE para las comunidades, en materia de acceso duradero a la tierra y entonces de la vivienda, sigue siendo el apoyo a la emergencia y la consolidación de sociedades civiles locales implicadas en la gestión de su entorno. Estas sociedades civiles, en efecto, compuestas de organizaciones comunitarias formadas y reforzadas, constituyen una protección eficaz contra la dilapidación eventual de los bienes comunitarios, entre ellos la tierra, por parte de las autoridades locales.


calle
calle
Mots-cl�s Droit au logement - Droit coutumier - Parajuriste -

calle

Suivre la vie du site RSS 2.0 | Site réalisé avec le soutien de la Fondation de France et de la Fondation Charles Léopold Mayer pour le Progrès de l'Homme | Juristes-Solidarités participe à la Coredem | Action soutenue par la région Ile-de-France